La polémica entre Lenovo, Microsoft y Linux

Hace unas horas ha aparecido el rumor de que Lenovo estaba impidiendo instalar sistemas diferentes a Windows en algunos de sus portátiles por el simple hecho de que Windows 10 estaba instalado.

Todo ha comenzado cuando un usuario de Reddit ha dejado un mensaje que comienza así:
Lenovo ha respondido a mi review en Best Buy sobre por qué la BIOS de mi Yoga 900 ISK2 se ha configurado para evitar que la gente use Linux.

Con esa introducción, la noticia ha corrido como la pólvora y ha levantado una gran polémica. El mensaje de este usuario continúa con la respuesta de Lenovo:
Este sistema tiene instalado la “Signature Edition” de Windows 10. Está bloqueado por nuestro acuerdo con Microsoft.

Con esta respuesta, Lenovo echa más leña al fuego aunque el usuario continúa explicando:
Esto está relacionado con un debate que está teniendo lugar en los foros de Lenovo sobre por qué la SSD está bloquedada en un modo propietario de RAID que Linux no soporta. Los portátiles que se sabe que están afectados incluyen al Yoga 900 ISK2, Yoga 900S y Yoga 710S que tienen el mismo problema de acuerdo a los posts que he leido en los foros de Linux de Lenovo.

Con este mensaje, el asunto se empieza a despejar. Parece que no es un acuerdo con Microsoft sino más bien la incompatibilidad de cierto hardware con Linux. Unas horas después, Lenovo ha salido a la palestra diciendo que no bloquean Linux intencionadamente ya que son los desarrolladores de los sistemas operativos los responsables en ofrecer el controlador para el hardware afectado, en este caso del RAID. Tal y como ha relatado el portavoz de la compañía, toda la cuestión viene porque para mejorar el rendimiento del sistema, Lenovo está liderando la adopción de RAID en las SSD en ciertos productos.

Por último, Matthew Garrett, uno de los desarrolladores más influyentes de Linux ha dado más luz al asunto empezando por decir que esto es sensacionalista, falso y distrae del auténtico problema. En su mensaje ha continuado:

El fondo de asunto es simple. Las plataformas Intel permiten que el almacenamiento se configure dos dos formas: “standard” (AHCI normal en sistemas SATA, NVMe normal en sistemas NVMe) o RAID. EL modo RAID consiste en cambiar las IDs del PCI de forma que los controladores normales no se iniciarán, asegurando que los controladores que soportan el modo de RAID por software se están usando. Intel no ha enviado ningún parche a Linux para dar soporte al modo RAID.

En este caso en concreto, el firmware de Lenovo usa el modo RAID por defecto y no te permite cambiarlo. Como Linux no tiene soporte para el hardware cuando se configura de esta forma, no puedes instalar Linux (los instaladores de las distribuciones arrancarán pero no encontrarán ningún dispositivos de almacenamiento donde instalar el sistema operativo).

Así que al final, el responsable de esta incompatibilidad es Intel, que no ha ofrecido la documentación ni el controlador para Linux. Nada de un acuerdo entre Microsoft y Lenovo para impedir que se pueda instalar Linux.

Polémica zanjada.

Ver comentarios