Halium quiere poner las bases de las alternativas a Android

Hasta el momento, los proyectos basados en Linux que han aparecido en torno a los teléfonos inteligentes han sido bastante independientes entre sí. Halium pretende unir algunos esfuerzos.

Una de las críticas más extendidas entre profanos del FOSS (y también entre algunos entendidos) es que hay demasiadas alternativas: hay demasiadas distros, demasiados entornos de escritorio, demasiadas herramientas que hacer lo mismo… Muchos piensan que lo lógico sería centrar todos los esfuerzos en una sola distro, un solo entorno y demás.

En ocasiones, esa afirmación se acerca a la realidad. En el código abierto y el software libre se ven de vez en cuando proyectos cuyo único fin es engordar el ego de sus creadores, pero eso no deja de ser un daño colateral de algo inevitable: hay gustos como colores y nadie va a conseguir nunca unificar nada en el código abierto.

Bueno, puede que decir “nada” sea excesivo. Ya hemos visto cómo en la actualidad tenemos a Calamares siendo un éxito creando un instalador de distros unificado. También es cierto que la unificación de los esfuerzos no se puede lograr en todos los ámbitos. Incluso Calamares que se está volviendo bastante popular, está a años luz de conseguir tal hilo. Y aunque lo consiguiera, sería cuestión de minutos que saliera alguien con su alternativa.

Pero hay ciertos aspectos en los que la diversidad deja de tener sentido. Cuanto más nos adentramos en el sistema, menos alternativas encontramos. Cuanto más técnico es el componente, menos voluntarios hay para mantener un sustituto. Tenemos decenas de entornos de escritorio, pero sólo una par de protocolos gráficos populares. Si ahondamos más en el sistema, llegamos al kernel: sólo hay uno y a nadie se le ocurriría hacer y mantener una alternativa seria.

Halium
Partes de las que se quiere encargar Halium

Entre medias tenemos servicios, demonios, controladores… y todas esas cosas que están ahí pero que no percibimos. Halium quiere hacerse cargo precisamente de esta capa, en concreto del HAL de Android y libhybris, la biblioteca encargada de hacer funcionar los programas de Android en otros sistemas operativos.

Lo curioso es que todas las alternativas basadas en Linux usan las mismas bibliotecas para ejecutar apps Android pero, como suele pasar en este mundo, cada proyecto está desarrollando este software por separado. Y aquí es donde entra a escena Halium.

Para más información, podéis visitar el anuncio del proyecto.

Ver comentarios