logo fedora

Fedora 25 viene con Wayland por defecto

Hace unas horas se han publicado las imágenes de Fedora 25, la última versión de una de las distros más populares.

Han pasado ya unos años desde que los chicos de Fedora dijeran aquello de que la próxima versión podría venir con Wayland por defecto y si no era esa, sería la siguiente. Pero entonces vino la siguiente, y la siguiente… y Wayland no asomaba la cabeza.

fedora 25
Instalación de Fedora 25 Workstation

Fedora usa Gnome por defecto y por lo tanto, depende de que el entorno de escritorio tenga un buena soporte para el protocolo. En marzo de este año, Gnome puso a Wayland en producción pero los desarrolladores de la distro decidieron no dar el paso. Exactamente 5 meses después de aquello, por fin se han decidido. La distro hija de Red Hat se ha convertido en la primera gran distribución en dejar de lado el vetusto servidor Xorg con su implementación de X11.

Como siempre se distribuye en tres ediciones: Workstation, Server y Atomic (Cloud). Para usuarios de escritorio, la edición recomendada es la Workstation. Además del cambio de protocolo gráfico, se ha actualizado a Gnome 3.22 que fue la siguiente versión a la que estrenó Wayland. También se ha incluido de serie soporte para reproducción de MP3.

fedora 25 wayland
La sesión por defecto de Fedora 25 ya no es Xorg

Al igual que han estado haciendo otras distros, Fedora 25 viene con una herramienta llamada Fedora Media Writer para Windows y OS X cuya finalidad es descargar y grabar en un medio arrancable (como una unidad USB) una imagen actualizada de la distro.

Esta y el resto de ediciones vienen básicamente con software actualizado como Docker 1.12, Node.js 6.5, soporte para Rust y un cuidado especial con Python, ya que se puede elegir entre las versiones 2.6, 2.7, 3.3, 3.4 y 3.5 del intérprete así como las implementaciones alternativas PyPy, PyPy3 y Jython.

Para más información, puedes visitar el anuncio de la versión. Las imágenes están disponibles en el mirror principal de la distro.

Ver comentarios

Deja un comentario