Cómo afecta la cantidad de memoria gráfica al rendimiento

La memoria gráfica es una de esas magnitudes con las que se suele jugar de cara al marketing. A veces vemos gráficas de gama baja con cantidades absurdas de memoria y otras vemos opciones de gama media o alta con distintas cantidades entre las que elegir.

En unos casos sabemos a ciencia cierta que aumentar la memoria gráfica no va a suponer un incremento sustancial en el rendimiento. Un ejemplo es la R7 240, una gráfica de gama baja que encontramos en versiones de 2 y 4Gb. Y luego nos encontramos una GTX 1060 con 3Gb, menos que la R7.

Pero aunque en la gama baja o baja-media puedan usar la cantidad de memoria gráfica para intentar engañar al comprador incauto, no sucede lo mismo con otros modelos más altos. En el caso de la GTX 1060 no solo hay versiones con 3Gb sino también con 6Gb. Igual ocurre con la Radeon RX 480 con versiones de 4 y 8Gb. Ambas son la gama media de Nvidia y AMD respectivamente, pero ¿hasta qué punto influye duplicar la VRAM?

En Computer Base han hecho la prueba con tres juegos: Call of Duty: Black Ops III, Deus Ex Mankind Divided, Mirror’s Edge Catalyst y Rise of the Tomb Raider. La primera prueba que ha llevado a cabo es medir la memoria reservada por cada juego en varios modos. La cantidad  mínima es de Rise of the Tomb Raider con detalles altos donde se solicitan 2.9Gb y la cantidad más alta la pide Call of Duty: Black Ops III con máximo nivel de detalles: 7.5Gb. Como bien dice el artículo, la memoria reservada no es una memoria que se vaya a usar necesariamente, pero da una idea general.

memoria gráfica rendimiento
Rise of the Tomb Raider en modo alto con una GTX 1060. Fuente: Computer Base

El caso más extremo se observa en  Rise of the Tomb Raider, donde una cantidad inferior a 4Gb supone una merma importante en el rendimiento incluso cuando la memoria inicialmente reservada era inferior a 3Gb en modo alto. En la gráfica se representa el tiempo de generación por fotograma con respecto al tiempo, es decir, que un valor inferior supone un mejor rendimiento. La diferencia entre la versión 3 y 6Gb acaba siendo de aproximadamente un 20% en la tasa de fotogramas.

radeon-rx480-tomb-raider
Rise of the Tomb Raider en modo alto con una RX 480. Fuente: Computer Base

En cambio, cuando se comparan ambas RX480, se obtiene un rendimiento prácticamente idéntico. Estos resultados se repiten en casi todas las pruebas. Otra prueba con resultados interesantes es la realizada con Call of Duty: Black Ops III, donde las versiones de ambas marcas con 3 y 4Gb en modo “Textura Extra” arrojan unos picos de tiempo de generación de fotogramas que enturbiarían la experiencia, a pesar de que la tasa media de frames sea similar a las versiones con una mayor cantidad de memoria.

Así que, como conclusión, en la gama media conviene no elegir en ningún caso una tarjeta gráfica con menos de 4Gb, algo que para la GTX1060 supondrá un desembolso extra de algo más de 40€.

El análisis completo se puede ver en Computer Base.

Ver comentarios