logo ubuntu

Canonical hace grandes recortes

La empresa detrás de Ubuntu ha decidido dejar de producir algunos de sus productos más populares, por lo que dentro de un año, la distro abandonará Unity para volver a Gnome.

Continúa la sangría en las grandes organizaciones detrás de proyectos de código abierto. Pasó hace unos meses con Mozilla y continúa hoy con Canonical, la empresa que más lejos ha llevado a Linux en el inhóspito mundo del escritorio.

La consecuencia más directa será el abandono de su producto estrella: Unity, un entorno de escritorio derivado de Gnome y que se convierte en uno de los mayores rasgos diferenciadores de la distro original frente a otras derivadas de Debian.

Escritorio de Ubuntu 16.04 LTS

Pero la cosa no acaba ahí. También se ha anunciado el abandono de Ubuntu para teléfonos y de Mir. Con esto desaparece una de las alternativas más prometedoras para hacer frente a Android. En el caso de Mir, se trata de un servidor gráfico del estilo de Wayland que pretendía ser otro sustituto de Xorg.

En definitiva se trata de proyectos populares (como el entorno de escritorio), prometedores (Ubuntu para teléfonos) y técnicamente punteros (Mir). Así pues, es una gran pérdida para el mundo del FOSS y una decisión que sin duda hacen de una de las distros más extendidas (y la más usada si se tienen en cuenta las derivadas), una distro de escritorio prácticamente del montón.

Los recursos se van a centrar ahora, según palabras de Shuttleworth en “invertir en áreas que estén contribuyendo al crecimiento de la compañía. Esas son Ubuntu en sí, escritorios, servidores y máquinas virtuales, nuestros productos para la infraestructura de la nube (OpenStack y Kubernetes), nuestras operaciones en la nube (MAAS, LXD, Juju, BootStack), nuestras cosas con los IoT y Ubuntu Core”.

Des esa forma Ubuntu no solo desaparece de los teléfonos inteligentes sino que da un gran paso atrás en el escritorio para cercarse a la zona de confort de Linux: el servidor. Será en la versión 18.04 LTS en la que Unity dejará de estar presente y, como en sus inicios, encontramos a Gnome en su lugar.

El comunicado se puede leer aquí. Vía Omgubuntu.

Ver comentarios