Arch Linux da otra puñalada a los 32 bits

Los antiguos procesadores x86 tienen cada vez menos salida cuando se trata de instalar una distribución Linux actual.

Arch Linux es una de las distribuciones Linux más extendidas. Se trata de una rolling release, por lo que su repertorio de paquetes se encuentra constantemente en fase de actualización incluyendo las últimas versiones.

Última imagen iso de Arch Linux compilada para i686

Hasta este momento hay distribuciones de una menor audiencia que han decidido dejar de empaquetar en 32 bits como Korora (basada en Fedora), Porteus Kiosk y NixOS. Por otra parte nos encontramos con que la propia Fedora tiene dificultades para encontrar a usuarios de micros de 32 bits (sin soporte para 64 bits) para depurar fallos. Eso ha llevado al punto en el que los desarrolladores de la distro están pensando en abandonar también los 32 bits. En otro orden de software, se puede sacar un caso un poco diferente pero que también afecta a los usuarios de dinosaurios del hardware: el abandono por parte de Google de la compilación de 32 bits de Chrome.

Recordemos que desde hace unos 10 años, todos los procesadores vienen con el repertorio de instrucciones AMD64 y con la capacidad de manejar direcciones de 64 bits, por lo que las máquinas afectadas son realmente antiguas: de principios de la década pasada. Teniendo en cuenta que a día de hoy se encuentran placas con micro integrado nuevas por unos 50€ con un rendimiento claramente superior a aquellos ordenadores, hacer una ampliación de hardware no debería resultar demasiado costoso.

El mensaje que han dejado desde Arch es el siguiente:

Debido al descenso de popularidad de i686 por parte de los desarrolladores y la comunidad, hemos decidido abandonar el soporte de esta arquitectura.

La decisión implica que la iso de febrero será la última en incluir la posibilidad de instalar Arch Linux de 32 bits. Los próximos 9 meses se consideran el periodo de obsolescencia durante el cual, i686 seguirá recibiendo actualizaciones de los paquetes. Al llegar a noviembre de 2017, los paquetes y las herramientas ya no necesitarán la mano de los mantenedores, por lo que i686 quedará efectivamente sin soporte.

El anuncio se ha hecho en esta entrada de la web de Arch Linux.

Ver comentarios

Deja un comentario